El Baby signs®  es una excelente ayuda para expresar las emociones de los más pequeños, para comprender su mundo interior y poder compartirlo con los demás.

Hoy hablamos de signos y emociones.

En primer lugar, aplicar un signo a cada emoción ayuda a distinguir los diferentes sentimientos, a conceptualizarlos, a relacionarlos con diversas situaciones. A través de los signos, los niños comprenderán mejor sus estados de ánimo y verbalizarán más fácilmente lo que sienten. Un ruido fuerte, una visita inesperada, un juguete que se rompe… todas aquellas circunstancias que provoquen una emoción puedes acompañarlas con el signo correspondiente y explicar al bebé la sensación, nombrarla y argumentarla.

Además, si podemos conocer lo que nuestro pequeño siente, podremos socorrerle mejor, consolarle, acompañarle, mostrarle nuestra empatía y ofrecerle nuestro amparo.

En conclusión, los signos estimulan la *inteligencia emocional y ayudan a desenvolverse y a adaptarse mejor en el entorno.

* La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer, comprender y gestionar las diferentes emociones. Es imprescindible saber manejar las emociones positivas y negativas de manera eficaz para tratarse bien a uno mismo y tratar bien a los demás. El miedo, la ira, la tristeza, la sorpresa, la alegría… Todas estas emociones son necesarias para comprender nuestro interior y el mundo que nos rodea.

¿ Ya has pedido información sobre nuestros cursos de Baby signs® ? Aprende todo sobre signos y emociones con nosotros.